0

El mito de Perséfone

persefone rubens El mito de Perséfone

Me encanta la mitología griega y entre los dioses las diosas son mis favoritas. Por ejemplo, tenemos a Perséfone. Ella es la hija de Zeus y Seméter y como un buen día la secuestra Hades termina siendo la reina del inframundo. Su nombre llegó a los romanos mediante su contacto con las ciudades griegas y supo tener varios nombres más.

Cuando la mitología griega fue adoptada por los romanos el nombre de Perséfone cambió a Proserpina y siglos después se convirtió en toda una celebridad de la pintura renacentista. La historia de esta doncella raptada es harto conocida pues el dolor que le causa a su madre y forma parte de los mitos que se relacionan con los ciclos de la naturaleza  Pero la otra cara de la moneda es la que tiene que ver con Perséfone y su relación con el mundo de los muertos. Parece que su nombre no podía decirse en voz alta así que se la nombraba con respeto como la Doncella. Según el mito ella estaba recogiendo flores silvestres junto con algunas ninfas amigas cuando la sorprendió Hades, saliendo del suelo, y se la llevó.

Deméter se puso como loca buscándola y Helios temió enloquecerla más si le contaba lo sucedido. Finalmente, ante tamaña agonía, Zeús obligó a su hermano a devolver a la joven a su madre y así envió a Hermes a rescatarla. Hades la entregó pero con una condición: que no comiera nada en el trayecto. Pero Hades era hábil y se las ingenió para que Perséfone comiera algunas semillas obligandola con eso a volver una vez al año. Relacionado con los ciclos de la Naturaleza tememos que los seis meses que madre e hija pasaban juntas florecían las flores y las plantas y cuando la doncella viajaba a reunirse con Hades la tierra se volvía de nuevo estéril.

Fuente: vía Wikipedia

Foto: vía Boj


0 comentarios

Escribe un comentario